5 trucos para que el bizcocho crezca y quede esponjoso

INFORME21.COM



Wednesday, October 4, 2017

Aunque a veces nos cueste creerlo, la cocina es una ciencia y más aún cuando se trata de postres. Por eso la cantidad de los ingredientes – y las condiciones de los mismo – influyen sobremanera cuando hacemos una preparación dulce. Si eres de esos que al hornear un bizcocho nunca sube, queda pasmado y nada esponjoso, hoy te damos 5 trucos infalibles para que hagas una torta de 10.

Ingredientes a temperatura ambiente. Quizás suena como algo obvio, pero seguramente más de una vez te ha pasado que comienzas a hacer un bizcocho y a medida que avanzas te das cuenta que los huevos, la leche y la mantequilla estaban en la nevera. Este es uno de los errores más comunes a la hora de estropear una tarta. Estos ingredientes deben estar a temperatura ambiente, es decir, sácalos con antelación de la nevera.

Precalentar el horno. Aunque es una acotación algo “tonta”, me ha pasado que ya tengo la mezcla en la tortera y cuando abro el horno está frío como un hielo. El proceso de precalentar el horno puede tardar hasta 20 minutos, así que mejor enciéndelo cuando comienzas la preparación. Si el horno está muy frío o muy caliente, la torta quedará cruda al centro o se quemará por fuera.

El molde es fundamental. El bizcocho no está terminado hasta que sale del molde, así que si logras hacer una torta de 10 pero la mitad se quedó pegada al envase, igual has perdido tu trabajo. Lo mejor es engrasar bien el molde con mantequilla. Según los expertos, no se debe agregar harina porque esta queda pegada a la superficie del pastel. Lo mejor en este caso es aplicar una capa de mantequilla y meterlo en el congelador, cuando se solidifique aplicamos otra capa de mantequilla y llevamos de nuevo al freezer hasta que vayas a poner la mezcla. (Incluso si es una tortera desmoldable)

Versatilidad en el sabor. Hay un truco de cocina que me enseñó mi abuela: a las preparaciones dulces, se le agrega una pizca de sal, y a las comidas saladas, se le pone una pizca de dulce. Esto hace que se realcen todos los sabores. Así que no tengas miedo de ponerle un poco de sal a la mezcla del bizcocho. Para agregar más sabor a la torta, también puedes utilizar esencia o ralladura de algún cítrico, como la lima, el limón, la naranja. También puedes reservar una parte de la mezcla y combinarla con chocolate y hacer una torta marmoleada.

El reposo. En cuando el bizcocho sale del horno queremos desmoldarlo y comerlo de una vez. Pero, como todo en la vida, la paciencia tiene sus frutos. Antes de desmoldar tienes que dejar reposar mínimo 20 minutos. Así se desprenderá fácilmente del envase.

INFORME21.COM